top of page
  • Foto del escritorChileConverge

De la idea a la realidad: Cómo formalizar tu emprendimiento sin complicaciones


Iniciar tu propio emprendimiento es emocionante y desafiante, pero formalizarlo es un paso crucial para establecer una base sólida y cumplir con las regulaciones legales en el país.


Durante el 2022 en Chile se crearon 731.861 empresas, de las cuales 461.799 corresponden a microempresas, 231.768 son pequeñas empresas y 26.609 son medianas empresas, mientras que el registro de las grandes compañías fue de 11.685, ratificando la importancia de las MiPymes en el país.


Estos números son significativos porque consideran la relevancia de la formalización, ya que con ella, los emprendedores pueden acceder a beneficios y programas gubernamentales diseñados para apoyar el crecimiento empresarial.


Sin embargo, muchas personas sienten temor y retrasan formalizar el emprendimiento, lo cual puede ocasionar diversos problemas tributarios, además de la imposibilidad de recibir beneficios estatales y conseguir créditos con instituciones financieras, entre otros.

En este artículo, proporcionaremos una guía paso a paso para ayudar a los emprendedores a navegar por este proceso.


¿Cómo formalizar una empresa?


1. Define el tipo de empresa: Las formas más comunes son persona natural, sociedad de responsabilidad limitada (Ltda), microempresa familiar (MEF) y sociedad por acciones (SpA). Cada forma tiene sus propias características y requisitos legales. Investiga y elige la forma que mejor se ajuste a tu proyecto.


2. Registro de tu emprendimiento: Deberás acudir al Servicio de Impuestos Internos (SII) y solicitar el inicio de actividades comerciales. Completa los formularios correspondientes, proporcionando la información requerida sobre tu negocio, como el giro, la dirección y tus datos personales. Obtendrás un RUT (Rol Único Tributario) que te identificará ante el SII.


3. Elige un régimen tributario: En Chile, existen diferentes regímenes tributarios, como el Régimen General o el Régimen Simplificado, que determinan cómo tributarás y presentarás tus impuestos. Evalúa las características y requisitos de cada régimen y elige el que sea más adecuado para tu emprendimiento. Puedes solicitar asesoramiento contable si lo necesitas.


4. Obtén los permisos y licencias necesarios: Dependiendo del tipo de emprendimiento que estés desarrollando, es posible que necesites obtener permisos y licencias específicas para operar legalmente. Investiga los requisitos aplicables a tu industria y asegúrate de obtener todos los permisos y licencias necesarios para evitar problemas legales en el futuro.


5. Registra tu marca y protege tu propiedad intelectual: Si tienes un nombre, logotipo o producto distintivo, considera registrar tu marca en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI). Esto te otorgará protección legal y exclusividad sobre tu marca en Chile. También es importante proteger cualquier propiedad intelectual relacionada con tu emprendimiento.


6. Cumple con las obligaciones laborales y previsionales: Si planeas contratar empleados, asegúrate de conocer y cumplir con todas las obligaciones laborales y previsionales establecidas por la legislación chilena. Esto incluye la inscripción en el Instituto de Previsión Social (IPS) y el pago de las cotizaciones correspondientes.


¿Empresa en un día?



En Chile existen dos modalidades: Tu empresa en un día y el régimen tradicional de formalización.


El Registro de Empresas y Sociedades electrónico (RES) incorpora en la plataforma los trámites desde la creación de la empresa hasta la obtención del RUT, con lo cual puedes crear tu empresa en un día.


Para poder hacer el ingreso se necesita Clave Única; en la mayoría de los casos el proceso es gratis. En ese sitio se explican las características de cada una de esas sociedades a las que tienes acceso.


Estos son los pasos a seguir:

2. Selecciona la opción “Constituir”.

3. Selecciona el tipo de empresa que deseas constituir.

4. Ingresa con tu Clave Única.

5. Completa el formulario e ingresa los datos solicitados.

6. Una vez que se haya suscrito el formulario, el SII asigna el RUT, el cual podrás imprimir inmediatamente.

7. Recibirás un correo electrónico con la notificación de la constitución de la empresa.


¿Y si quiero el régimen tradicional?

El régimen tradicional comienza con la escritura pública en una notaría, donde se realiza la constitución, el registro y la obtención del RUT. Cada uno de estos trámites se llevan a cabo de forma separada, ante distintas instancias, por lo cual requieren más tiempo y más costos.


Estos son los pasos:


1. Constituir la empresa en notaría: Implica realizar la escritura pública ante un Notario. Es recomendable que el escrito sea hecho por un abogado para asegurarse de que contenga la información de interés. No obstante, en algunas notarías puedes solicitar la escritura de la misma. Con este paso se genera la persona jurídica del emprendimiento.


2. Publicación en el Diario Oficial: Culminado el trámite en la notaría, debes publicar en el Diario Oficial la constitución de tu empresa. Para esto, tienes 60 días desde la firma de la escritura. Puedes hacer este trámite a través de la página www.diariooficial.cl. Es importante comprar algunos ejemplares donde aparezca la publicación, los cuales te servirán como respaldo legal y para otros trámites.


3. Inscripción en el Registro de Comercio: A la par de la gestión en el Diario Oficial, igualmente dentro de los 60 días posteriores a la firma de la escritura, tienes que inscribir la sociedad en el Registro de Comercio correspondiente al domicilio de la empresa. También puedes hacerlo ingresando a “Trámites en Línea” a través de la página www.conservadores.cl, allí podrás tener acceso al listado de Conservadores de Bienes Raíces según jurisdicción.

Es indispensable que cuentes con la escritura de constitución de la sociedad y dos originales o copias autorizadas de la escritura del Notario.

4. Obtención del RUT: Este paso lo haces en el SII correspondiente a tu dirección comercial. Debe realizarse dentro de los 60 días siguientes al inicio de actividades. Como los trámites anteriores, puedes hacerlo en www.sii.cl ingresando a “Servicios online”, luego entras a “RUT e Inicio de Actividades”, en la opción “Inscripción y obtención de N° de RUT”.


¿Por qué debo formalizar mi empresa?


La formalización de las empresas es un proceso fundamental que todo emprendedor debería considerar, principalmente porque con ello se adhieren a las leyes y regulaciones establecidas por el gobierno. Esto brinda tranquilidad y evita problemas legales en el futuro.


La formalización proporciona un marco legal claro para las operaciones empresariales y ayuda a evitar conflictos legales con terceros.


También brinda credibilidad y confianza tanto a los clientes como a los socios comerciales. Una empresa formalmente constituida muestra un compromiso serio con su negocio y genera confianza en la calidad de los productos o servicios ofrecidos.

Asimismo, puede facilitar el acceso a financiamiento, ya que las instituciones financieras suelen requerir que las empresas estén formalmente constituidas antes de otorgar préstamos o inversiones.

Otro aspecto importante es la protección patrimonial que ofrece la formalización. Al establecer una estructura legal adecuada, como una Sociedad de Responsabilidad Limitada (Ltda) o una Sociedad por Acciones (SpA), los emprendedores pueden separar su patrimonio personal de los activos y pasivos de la empresa. Esto limita su responsabilidad financiera a la inversión realizada en el emprendimiento y protege sus activos personales en caso de problemas financieros o quiebra empresarial.

La formalización permite a los emprendedores acceder a beneficios y programas gubernamentales diseñados para apoyar el crecimiento empresarial.

Estos programas pueden incluir subsidios, capacitación, asesoramiento y oportunidades de networking que pueden impulsar el desarrollo y la competitividad del emprendimiento.


Conclusión:


Formalizar tu emprendimiento en Chile es un paso esencial para establecer una base legal sólida y evitar problemas futuros. Sigue esta guía paso a paso para registrar tu emprendimiento, elegir un régimen tributario adecuado, obtener los permisos y licencias necesarios y cumplir con las obligaciones laborales y previsionales.

La formalización no sólo te ayuda a cumplir con las regulaciones legales, sino que también te brinda credibilidad, protección patrimonial y acceso a oportunidades de financiamiento y programas de apoyo gubernamental. Aprovecha los recursos disponibles y da el paso hacia la formalización de tu empresa para sentar las bases de un crecimiento exitoso.












74 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page