top of page
  • Foto del escritorChileConverge

Emprendedoras chilenas: la mujer como agente de cambio en la sociedad

Según una investigación reciente realizada por el Global Entrepreneurship Monitor en 2022-2023, nuestro país posee uno de los mayores índices de liderazgo femenino. Las emprendedoras chilenas dirigen un 38,6% del total de las MiPymes actualmente activas en todo el territorio.


Afrontan, con valor, cada uno de los desafíos y brechas que existen para sostener sus proyectos. Junto con esto, en muchos casos, trabajan de la mano con instituciones públicas y privadas, organizaciones y redes de emprendedores para expandirse.


Si eres un empresario interesado en apoyar al emprendimiento femenino en el país, has llegado al lugar preciso.


En este artículo te explicaremos más sobre el rol de las mujeres como agentes de cambio social en Chile. También, cuáles son las características de estas nuevas líderes y cuáles dificultades deben superar para lograr el éxito en los negocios.


¿Quiénes son las emprendedoras chilenas?

El 69% de las mujeres emprendedoras chilenas aportan con sus ingresos a la economía del hogar. Así lo reflejó el estudio “Emprendimiento femenino en tiempos de pandemia”, elaborado en 2021 por CADEM. En este informe se puede apreciar que gran parte de ellas lo hacen como único sostén.


La edad promedio de las emprendedoras se sitúa entre los 25 y 44 años. En cuanto a su nivel educativo, un 39% cuenta con estudios básicos, con universitarios un 31% y con una formación técnica profesional el 25%. Si hablamos de postgrado, tan sólo un 5% de las mujeres cuenta con estos títulos.

Muchas emprendedoras chilenas crean una MiPyme para autoemplearse, contar con mayor flexibilidad de horarios y mejorar su calidad de vida.

Este estudio, afirma que, actualmente un 12% de las mujeres en Chile trabaja por cuenta propia, muchas veces desde la informalidad. De esta misma forma, las proyecciones para crear algún tipo de emprendimiento se elevan a un 30%.


¿Qué caracteriza al emprendimiento femenino?

Características de las emprendedoras chilenas

Si hablamos de estructura de negocio, las emprendedoras chilenas no consideran contar con el apoyo de grandes equipos de trabajo. Según el Reporte Anual GEM 2021 (Global Entrepreneurship Monitor), el 69% de ellas proyecta conformar una empresa de una a cinco personas. Sólo un 25% anticipa que contratará más de seis.


La preferencia de los proyectos liderados por mujeres se concentra en los sectores mayoristas y de retail con un 53% de participación. En el sector de administración, finanzas y servicios profesionales ponderan un 27%. Muy por debajo de estas cifras quedan los sectores agrícolas, mineros y de tecnologías de información y comunicaciones (TICs).


Ahora bien, la mayoría de sus emprendimientos tienen un enfoque local. Pero cuando se trata de lograr una cobertura nacional, las mujeres logran abarcar sólo 25%. Pocos emprendimientos tienen la visión de expandir su negocio a nivel internacional.


Es importante destacar que las emprendedoras chilenas aportan valor agregado a sus productos y servicios. De esta misma forma, hacen un mayor uso de las TICs, llegando al 62%. Este dato, según resultados de la Sexta Encuesta de Emprendedores (EME) publicada en 2020, por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.


Principales retos que enfrentan las emprendedoras chilenas

Muchos de los emprendimientos los hacen en la informalidad; es decir, sin registrarse en el SII. Este es un obstáculo para acceder a líneas de financiamiento tanto públicas como privadas, lo que dificulta el crecimiento de sus negocios.


De acuerdo con un informe realizado por el SERNOTEC y Mujeres Empresarias en 2019-2020, las emprendedoras chilenas utilizan sus ahorros para mantener sus MiPymes.


Sobre 729 encuestadas, el 77% afirmó que los emprendimientos son autofinanciados y el 14% por capital externo público o privado.


Contar con la infraestructura física adecuada para emprender es fundamental. La EME 2020 indicó que el 73% de las emprendedoras trabaja desde sus hogares, en espacios comunes o acondicionados para tal fin. Sólo un 27% realiza las actividades en ubicaciones externas.


El escenario dinámico en el que vivimos requiere de una formación permanente. Por esto es importante que las mujeres emprendedoras tengan acceso a herramientas que les permitan crear valor a sus negocios.


El uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la producción, logística y marketing de los negocios representará una herramienta clave para que puedan lograrlo.


¿Por qué es importante apoyar a las emprendedoras chilenas?

Según un documento publicado por la Biblioteca del Congreso de Chile, las MiPymes conforman el 98,6% de las empresas del país y concentran el 65,3% de los empleos formales.


Las emprendedoras chilenas cumplen un rol relevante en este contexto, pues representan el 38,6% de este total.


Mediante el apoyo al desarrollo de proyectos liderados por mujeres se disminuirán las brechas de desigualdades actuales respecto a los ingresos y las oportunidades para financiarse. El éxito de cada una de estas empresas impactará directamente sobre la calidad de vida de sus familias. Y por ende, de los habitantes del país, presentes y futuros.

Las MiPymes representan el 98,6% de las empresas chilenas y el 65,3% de todos los empleos formales del país. Por este motivo se debe apoyar su desarrollo.

En este punto, es recomendable que, como empresario, te unas a la red de apoyo a emprendimientos más grande del país. Así podrás compartir tus conocimientos y experiencia a las emprendedoras chilenas que quieren posicionarse en el mercado nacional. Podrás entregarles asesoramiento y guías para que puedan conseguir los recursos necesarios para crecer.


3 emprendimientos de mujeres chilenas que inspiran

3 Emprendedoras chilenas exitosas

Pese a cada una de las dificultades que puedan representar un desafío para alcanzar los objetivos propuestos, muchas mujeres lo han logrado.


1. Tissé: Karina Riquelme, enfermera de profesión, emprendió su negocio de cosmética natural tras una dificultad. No encontraba un producto que aliviara los síntomas de una dermatitis atópica que afectaba a una de sus hijas. Su éxito fue tal que actualmente proyecta exportar sus productos a México.


2. Marina Alimentos: Loreto Navarrete creó su propio negocio aprovechando un recurso natural de su zona: las algas marinas. Desde Coronel, Región del BioBío, ofrece sus productos en puestos de grandes superficies e Instagram.


3. Ofirent: Marcela Reynoso creó, hace ya 10 años, un espacio para facilitar la creación y desarrollo de pequeñas o medianas empresas, ofreciendo a sus clientes un espacio de oficinas para arrendamiento, secretaría virtual y telefonía IP entre otros servicios.


Conclusión

Las emprendedoras chilenas son un importante agente de cambio en la sociedad y la base del desarrollo del país. Con tu apoyo, lograrás que muchas más mujeres puedan alcanzar sus sueños.


ChileConverge es la Red de Emprendedores más importante del país, y con nosotros puedes generar impactos significativos en distintos emprendimientos femeninos. No pierdas tiempo y únete hoy a nosotros. ¡Súmate a este gran equipo!


También te puede interesar:



261 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page